Contenido flash alternativo

Para ver este flash necesitas tener activado javascript en tu navegador y actualizada la versión de reproductor flash.

 

INTEGRIDAD

Es nuestra capacidad para hacer y cumplir compromisos con nosotros mismos, para hacer lo que decimos. En términos muy prácticos, la integridad abarca la veracidad y la honestidad u honradez, aun cuando el practicar estas cualidades nos perjudica. En sus raíces las cualidades y la conducta de la verdad y la honradez son muy parecidas y muy relacionadas. Son el opuesto del engaño, la falta de integridad. ¿Por qué hemos de decir y vivir la verdad? Escuchemos Proverbios 6:16-17, 19 y 12:22: “Seis cosas aborrece Dios, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”; “Los labios mentirosos son abominación a Dios; pero los que hacen verdad son su contentamiento”.


La desconfianza crea conflictos. La realidad nos señala que las violaciones de los derechos humanos en su origen se encuentran en diversos y complejos conflictos de naturaleza social, económica, política, ambiental, laboral o étnica que suelen repetirse cotidianamente. Sólo en el ámbito democrático participativo es posible lograr una adecuada protección de los derechos humanos en general. Las libertades y prerrogativas indispensables para la existencia de la democracia son consideradas igualmente inherentes a la persona humana en un contexto pluralista.

 

<< volver atras